Galixfera.com el portal gallego de información y servicios

Frente de izquierdas y movimientos sociales

Etiquetado en : Política , Movimientos sociales
Publicado: 29-07-2013
|

Creo que hay una confusión tremenda en la izquierda sobre cuál es la razón de ser de los movimientos sociales en una situación de crisis como la que estamos viviendo. En mi humilde opinión, la función de los movimientos sociales es la de hacer que se visualicen problemas sectoriales que, de no ser por la insistencia en sus protestas y acciones, quedarían ocultos y fuera de la agenda del debate político y ciudadano. También tienen otra función, al menos algunos de ellos,(cada movimiento es un mundo y no se puede meter a todos en el mismo saco), y no es otra que la del empoderamiento ciudadano, es decir, que el ciudadano perciba que desde la lucha colectiva es capaz de imponer su agenda a unos políticos que parecen estar en la inopia. Pero hasta ahí, y solo hasta ahí,llega su recorrido.Eso fue lo que pasó, por ejemplo, con el tan manido 15M, que consiguió que una sociedad aletargada por años de bonanza y alejamiento de la política despertase de su letargo y fuese consciente de los problemas a la que las políticas neoliberales conducían a la sociedad de todo el sur de Europa.El 15M,mas que un movimiento o una organización, habría que calificarlo como un estado de ánimo que cristalizó en un acto de protesta espontáneo, una chispa que prendió una mecha,la de la indignación. Pero alargarlo mas que eso es intentar estirar una cuerda que no da mas de si. El recorrido del 15M,la fase de la indignación,ya ha pasado,ya ha cumplido su función. Ahora toca pasar a la siguiente fase,de la indignación al compromiso, como bien decia Hassel, y el compromiso no es otro que la construcción de la alternativa política,y en esa fase,el 15M ya no tiene nada que hacer.Los que a día de hoy siguen reclamando para si la marca 15M poco o nada tienen que ver con aquellas masas ciudadanas que ocuparon calles y plazas en el verano de hace dos años.El 15M era solo semilla,y el tiempo ha hecho que la semilla se transformase en planta y en fruto.Los que se empeñan en seguirlo manteniendo como semilla se equivocan y los sectores de la izquierda que le siguen dando representatividad se equivocan también.

Un caso claro de empoderamiento ciudadano ha sido el de la PAH.Cuando la formamos en mi ciudad hace mas de un año éramos cuatro activistas de los que ninguno teníamos hipoteca.No habían comenzado los desahucios y la gente se extrañaba cuando nos veía concentrarnos a la puerta de los bancos.Cuando nos llegaron los primeros casos,el problema que teníamos era que los afectados querían quedar en el anonimato,sentían vergüenza de su situación.Poco a poco,gracias a la visualización que hicimos del problema de los hipotecados,la gente fue perdiendo la vergüenza,dejó de sentirse culpable para sentirse víctimas y reclamar con luz y taquígrafos sus derechos.A dia de hoy,a las asambleas de la PAH de mi ciudad asisten siempre mas de cién personas,casi todos afectados.Ese es el gran triunfo de la PAH,el haber cumplido su función: hacer visible un problema que la vergüenza mantenía oculto,hacer posible el apoderamiento ciudadano,el sentido de colectividad.Porque esa y no otra es la función de la PAH.El resto, la solución al drama de los desahucios y el problema de la vivienda,solo puede venir de manos de la alternativa política,como claramente ha demostrado el desprecio del gobierno hacia su ILP.

Algo parecido podemos decir de las diferentes mareas,al menos,con las dos mas importantes.Tanto la marea verde cómo la marea blanca han conseguido poner encima de la mesa los problemas derivados de los recortes y la privatización tanto de la enseñanza pública como de la sanidad.Sin embargo,tengo que decir que soy hasta cierto punto crítico con estos dos movimientos,pués no han sabido conseguir el nivel de empoderamiento ciudadano que si ha conseguido la PAH.No han conseguido transmitir la imagen,la menos no lo han hecho en su totalidad,de que los recortes en sanidad y educación a quienes afectan y preocupan es a sus usuarios,que ven mermados su derecho a una sanidad y educación públicas,universales y de calidad,dando mas bién la imagen de una protesta de tipo laboral,es decir,de pérdida de derechos laborales de los profesionales de la sanidad y la educación,una imagen inadecuada que ya ha sido habilmente utilizada por el gobierno de la Comunidad de Madrid para desprestigiar el movimiento y que corre el peligro de derivar en una especie de nuevo sindicalismo corporativo,algo que no entraba en los objetivos de las mareas.Es el problema de no elegir las tácticas adecuadas para las protestas.Organizar concentraciones de personal sanitario a las puertas de los hospitales a las 11 de la mañana de un día de semana no es la mejor manera de implicar al resto de los ciudadanos en una protesta que es de todos,y no solo de los profesionales implicados mas directamente.Por otro lado,también es criticable la incapacidad de las mareas por extenderse a lo largo y ancho del territorio nacional,lo que les resta representatividad y que puedan considerarse verdadero movimientos sociales,quedándose prácticamente reducidas a la Comunidad de Madrid,,igual que les resta representatividad el hecho de no haber sido capaces de coordinar sus diferentes luchas,ya que las famosas Mareas Unidas o Marea Ciudadana no son en absoluto una coordinadora de las diferentes mareas,sinó uno mas de los cientos de grupos ciudadanos que se organizan alrededor de un muro de facebooc o de una reunión de escasa o nula representatividad real.

Pero al margen de los aciertos y errores que se hayan podido cometer o que se sigan comentiendo,es lógico que los movimientos sociales hayan surgido de luchas sectoriales,pués esa es realmente su tarea,visualizar los problemas sectoriales,ponerlos en primera línea de la agenda política,pero cuando a estas alturas,los problemas sectoriales están mas que visualizados porque los recortes son una realidad tangible y visible hasta por el mas tuerto,y llega la fase de buscarles soluciones,es cuando nos tenemos que replantear la función de los movimientos sociales.¿Sigue teniendo sentido movilizarnos por problemas sectoriales mas que conocidos de todos y que el gobierno no tiene ninguna intención de resolver,aunque las calles se inunden de gente dia si y dia también, a no ser que cambiemos el gobierno? Y es aquí y ahora donde se barajan las diferentes opciones que se debaten insistentemente en estos últimos tiempos,y que podríamos resumir en tres ideas diferentes:

1º que los movimientos sociales se transformen en una alternativa electoral del tipo Movimiento 5 Estrellas de Beppe Grillo.

2º que los movimientos sociales se integren como tales,con sus siglas y capacidad de movilización correspondientes en un gran frente electoral y de protesta ciudadana junto a los partidos de la izquierda transformadora y antineoliberal.

3º que la izquierda transformadora y antineoliberal se agrupe en un Frente de Izquierdas y se dote de una estructura mas amplia y participativa que la de un partido político,una estructura tipo movimiento cívico-político,que permita a los activistas sociales que hayan adquirido conciencia política,(que no son todos) incorporarse y participar en dicho movimiento,que no solo tendría carácter electoral,sinó también de organización de la movilización ciudadana,dotando a ésta de un carácter político y alternativo del que hasta ahora carece.

La primera opción es la que defienden los sectores que se han autonombrado poseedores de las genuinas esencias del 15M primigenio y que se atribuyen para si la marca del movimiento.Su ideario se basa en el antipoliticismo puro y duro,el populismo demagógico y el democratismo sin contenido social de ningún tipo,haciéndo incapié en simples cuestiones metodológicas.Personalmente,me causan auténticos escalofríos,pués su simplista manera de ver los problemas solo nos puede llevar a callejones sin salida que a su vez son el camino mas corto hacia soluciones de tipo tecnocrático que ellos ni siquiera ocultan,pués son famosas sus propuestas del tipo de que los partidos y las ideologías son cosa del pasado y que los ministros deben de llegar al gobierno aprobando unas oposiciones de la materia que vayan a gestionar.Miedo me dan.

La segunda opción,que los movimientos sociales se integren con armas y bagajes en un gran frente de izquierdas junto a los partidos de la izquierda transformadora,es la que mas de moda está últimamente entre la progresía y ciertos sectores de la prensa que nos insisten machaconamente en ella.Yo,personalmente,la considero un error de bulto que nos va a hacer perder un tiempo precioso que no tenemos.Da la sensación de que no hemos aprendido nada de las luchas de estos dos últimos años ni de las funciones y evolución de los movimientos sociales.Primero,los movimientos sociales están diseñados para la protesta,que tuvo su razón de ser,no para la construcción de una alternativa política,que es lo que toca ahora.Por un lado se sigue sobredimensionando movimientos como el 15M o DRY o Plataforma 25S Rodea el Congreso,como si el tiempo se hubiese detenido, confundiéndolos con organizaciones con las que se pueda llegar a acuerdos y pactos,cuando en realidad son movimientos hetéreos de los que a día de hoy apenas queda nada,y llegar a un acuerdo con un supuesto 15M o un supuesto DRY nos llevaría a que ese acuerdo sería denunciado y rechazado al día siguiente por otro 15M o por otro DRY.Hay tantos 15Ms o DRYs como gente que se reclama seguidor de esas siglas.Además,se pretende que organizaciones sociales que están en plena vigencia,como la PAH o las famosas mareas,(insisto,las mareas solo existen en Madrid y poco mas) se declaren públicamente a favor de una alternativa política concreta,en este caso el frente de izquierdas,cuando son movimientos que están formados por gente de todo tipo y condición.El que sean ciudadanos con conciencia social sobre determinados temas no implica necesariamente que tengan conciencia política de izquierda transformadora.¿Dónde está escrito que a alguien de derechas de toda la vida o votante del PSOE al que el banco vaya a desahuciar o se haya quedado sin beca para los estudios de sus hijos se tenga necesariamente que hacer de izquierda antineoliberal?.Habrá quién le eche la culpa a Zapatero o a la pertinaz sequía,pero no necesariamente a las politicas neoliberales.Y de lo que se trata es de crear un frente claramente antineoliberal.Si no fuese así,ya tenemos al PSOE.

La tercera opción,la constitución de un gran frente de izquierda antineoliberal que se constituya como movimiento civico-político,que sirva tanto como referente electoral como organizador de la movilización ciudadana y catalizador de la indignación es de la que menos se habla pero en mi opinión,es con diferencia la mas interesante y la mas factible.Es mas,si dejásemos de perder el tiempo con ocurrencias de todo tipo y nos concentrásemos en ella,la podríamos poner en marcha en un corto espacio de tiempo,comenzar ya a movilizarnos por ella y cambiar el mapa político del país en las próximas elecciones municipales donde,si se consiguiera un buén resultado,tal vez tuviésemos la fuerza suficiente para,a través de la movilización organizada y con objetivo único y claro,conseguir la dimisión del gobierno y la convocatoria de nuevas elecciones generales.
En Galicia,con AGE,a pesar de lo mucho e importante que falta por hacer,creo que es donde mas adelantada llevamos esa opción.La izquierda transformadora mas representativa,(la federación gallega de IU,un amplio sector del nacionalismo de izquierdas y el incipiente movimiento ecosocialista), ha sabido unirse en una plataforma electoral que no solo ha cosechado éxito en las elecciones autonómicas,a pesar de haber sido montada aprisa y corriendo,sinó que ha generado ilusión entre la ciudadanía,visualización de que una alternativa a la vieja política es posible y puede triunfar y unas espectativas electorales de futuro que,según las ultimas encuestas,están a punto de convertirla en la segunda fuerza política deŽGalicia,por delante del PSOE y justo por detrás del PP,al que le arrebataría la mayoría absoluta conseguida hace solo unos pocos meses,algo que resulta muy significativo.

Pero no nos engañemos.AGE no es mas,a día de hoy,que una coalición electoral construida desde arriba,con inteligencia y generosidad,pero desde arriba,Dista mucho de ser el movimiento civico-político aglutinador del descontento social al que tiene que aspirar a ser.¿Cómo conseguirlo?.Esa es la pregunta del millón que se intenta resolver en las asambleas abiertas de Esquerda Unida,de Anova , de Espazo Ecosocialista o de Equo.Y no solo dentro de esos partidos que componen la coalición,sinó también,y eso es lo importante,fuera de ellos,entre sus votantes,entre sus simpatizantes,que poco a poco están formando un tejido de apoyo todavía sin estructurar pero que se respira en el ambiente.De hecho,varios grupos de simpatizantes de AGE que no forman parte de ninguno de los partidos de la coalición están trabajando ya de forma autónoma.

¿Qué pasos se deben de seguir para que AGE se convierta definitivamente en el movimiento civico-político abierto y aglutinador al que se puedan incorporar los activistas sociales que hayan adquirido conciencia política?.En mi opinión,se necesitan dos pasos,uno desde abajo y otro desde arriba.Los simpatizantes de AGE deben de seguir organizando grupos locales de apoyo y deben de presionar en las asambleas abiertas de los partidos que forman la coalición para que se creen una estructuras organizativas propias de AGE como tal,al margen de las de los propios partidos,unas estructuras abiertas y participativas,estructuras de movimiento,no de partido,basadas en las asambleas locales y en coordinadoras,en trabajo tanto en red como presencial,para que todo aquel que desee colaborar con AGE pueda hacerlo sin tener que afiliarse a ninguno de los partidos que la componen,que puedan participar y presentarse con plenos derechos tanto en la elección de la dirección del movimiento como en sus candidatos electorales.Y ese movimiento civico-político que se forme no puede ser simplemente un grupo de aplaudidores de los diputados en el parlamento,sinó que tiene que tomar iniciativas de movilización ciudadana,porque es hora ya de que la movilización deje de ser una simple protesta sectorial sobre un problema concreto u otro y se convierta en la fuerza en la calle que lleve en volandas al poder político a nuestra alternativa.Y por arriba,hay que tener verdadera voluntad política de poner en marcha esas estructuras de movimiento,dejar de marear la perdiz sobre que tipo de relación hay que mantener con los movimientos sociales,dejar que estos tengan su dinámica propia sin interferencias políticas y tratar de ganar para la alternativa a sus activistas mas concienciados, que tendrán que construir la nueva generación de políticos que este país necesita como agua de Mayo.

Ahora bién,¿es trasladable el modelo AGE al resto de España?.Hay que reconocer que en Galicia tenemos varias circunstancias a nuestro favor.Por un lado,quizás tengamos la federación de Izquierda Unida mas inteligente de toda España,una generación de jóvenes políticos que han sabido desplazar sin tensiones a la vieja guardia del PC y que desde siempre han sido muy activos en el mundo de los movimientos sociales,que conocen bién.Por otro,tenemos un amplio sector de la izquierda nacionalista que,en un ejercicio de inteligencia colectiva que para si quisieran otras fuerzas parecidas en otras nacionalidades,han tenido la lucidez estratégica de anteponer la emergencia social que vivimos a la cuestión de la identidad nacional,sin renunciar ni mucho menos a ella,pero colocándola en el justo lugar que estratégicamente le corresponde a día de hoy,y contamos también con un movimiento eco socialista de nuevo cuño que sabe abrirse camino inteligentemente sin caer en el fácil discurso verde desclasado y de diseño.

La pregunta es,cuando hablamos de un gran frente que una a todas las izquierdas al margen del PSOE,¿de que izquierdas hablamos?¿Qué hay a la izquierda del PSOE,aparte de IU,que esté dispuesta a participar en un frente civico-político de este tipo?¿Hablamos de partidos con cierta implantación social,por minoritarios que sean,o de simples ensaladas de siglas que no representan a nadie y que no son mas que grupos de amíguetes o muros de facebooc?¿Hablamos de esos partidos que no creen en las elecciones porque se consideran la quintaesencia del purismo revolucionario?¿Toda lo que está a la izquierda de IU suma o hay fuerzas que mas que sumar,restan?.Esas son las preguntas que nos tenemos que hacer y que tenemos que responder para empezar a trabajar,porque simplemente el enusiasmo puro y duro,sin organización,como bién nos recuerda la historia,es el camino mas corto hacia derrotas muy difíciles de superar.
Alejandro Blanco
Alejandro Blanco
Vigo, 1961.Durante la transicición,mientras estudiaba el bachillerato en el conflictivo Instituto de Coya,militó en las juventudes de la LCR.Con diecisiete años comenzó a trabajar como autónomo en el sector de los materiales de construcción e interiorismo,hasta que la crisis del 2008 lo dejó en el paro.Afiliado al PSOE en el año 2000,su militancia fue de muy baja intensidad,reactivándose con la creación en Vigo de Izquierda Socialista,en el 2011,y abandonando el partido en Febrero del 2012 tras el Congreso de Sevilla que aupó de nuevo a Rubalcaba a la secretaria general.Durante el 15m,participó activamente en las movilizaciones y en la construcción de Democracia Real Ya y la PAH Vigo.Baixomiño.Actalmete no milita en ningún partido aunque apoya,en la medida de sus posibilidades,la construcción de AGE como movimiento civico-político.